8x8

8 mujeres de la comunidad Chagas ponen su voz y su rostro en este 8 de marzo

07 marzo 2021

Tenía voz y rostro de mujer. En realidad, era el rostro de una niña, con acento latinoamericano. Se llamaba Berenice. La primera persona, registrada, a la que detectaron la enfermedad de Chagas, en Brasil, en 1909. Y aunque la infección afecta a todos los géneros y edades, su posible eliminación (¿por qué no pensar que se logrará en 2030?), pasa por la voz y el rostro de muchas mujeres comprometidas. 

8 mujeres que representan diversas áreas de trabajo sobre esta enfermedad comparten durante un minuto su mensaje para este día internacional de la mujer, 8 de marzo. Afectadas, familiares, científicas, filántropas, médicas, investigadoras, comunicadoras o educadoras y trabajadoras sociales. Todas ellas nos hacen una visita audiovisual, durante un minuto aproximadamente, para enfatizar el papel crucial de la mujer en el control, atención y futura eliminación de esta enfermedad, como problema de salud pública global. 

Han pasado más de 100 años, y si ahora estamos más cerca de poder soñar con la eliminación de la enfermedad es gracias a las voces y al rostro de mujeres como estas, la mayoría, por cierto, con acento latino.

Silvia Gold, Presidenta de Fundación Mundo Sano, Argentina

“Si una mujer se trata de Chagas antes del embarazo, su bebé no nacerá con esta enfermedad. Cuidemos a las mujeres. Feliz día a todas”

Ana Ferreira, Fotógrafa de chagas, Uruguay

“Se necesitan espacios donde las mujeres puedan juntarse para hablar de chagas en sus comunidades. Son ellas las que están en primera línea. Es en ellas y es ahí donde están las respuestas”. 

María Jesús Pinazo, Médica, Directora Iniciativa Chagas, ISGlobal, Barcelona

“Las mujeres afectadas de Chagas han sido catalizadoras para promover la atención a su salud y la de sus familias a ambos lados del océano. Son las protagonistas reales de este modelo de salud sin fronteras”

María Elena Bottazzi, Codirectora del Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas y de Medicina Tropical en Baylor College of Medicine en Houston, Estados Unidos, Hondureña

“Para que la ciencia catalice cambios en salud global debemos confiar y empoderar a las próximas generaciones, especialmente, a las mujeres y a las niñas”

Nilce Mendoza, Comunicación Educativa, Fundación CEADES, Bolivia

“Pienso en la mujer como eje articulador en el cuidado de la salud, la familia y la comunidad. Son ellas las que más acuden en busca de la atención contra el Chagas. Mantengamos nuestras voces y manos unidas en esta lucha por el acceso a la salud”.

Elvira Idalia Hernández, Madre de afectada de Chagas, FINDECHAGAS (Federación Internacional de Personas Afectadas por Chagas), México

“Chagas tiene rostro y nombre de mujer desde el primer diagnóstico que se hizo a la niña Berenice, en Brasil”

“Sabemos por experiencia que cuando una mujer se compromete en su centro de salud, comunidad y familia, la enfermedad tiene menos oportunidad de hacer daño”

Mariana Sanmartino, Grupo ¿De qué hablamos cuando hablamos de Chagas?, GDC / CONICET, Argentina

“Hoy pienso en tantas mujeres que tal vez tienen chagas y a las que la posibilidad de la transmisión vertical les agrega el peso del miedo y la culpa, a veces fomentado desde el discurso biomédico... Pero de a poquito, esto va cambiando”

Adela Balcera, Cochabamba, Bolivia

“Hoy, mi hija y yo hemos cumplido el tratamiento”