Ayuda en Acción

Ayuda en Acción es una organización española independiente que trabaja desde hace 37 años para mejorar la vida de millones de personas. Nuestro compromiso está con quienes sufren pobreza, exclusión y desigualdad, impulsando la dignidad y la solidaridad para la construcción de un mundo más justo. 

Gracias al apoyo de más de 114.000 colaboradores, más de 700 empresas  y 25 instituciones públicas que apoyan nuestro trabajo, contribuimos a mejorar las condiciones de vida de más de 2 millones y medio de personas en 19 países de América Latina, África y Asia y también en España.

Uno de nuestros factores diferenciadores es el apadrinamiento, que genera un vínculo solidario entre las personas que apoyan como padrinos y las beneficiarias de su ayuda. El apadrinamiento no sólo contribuye a mejorar las condiciones y calidad de vida de los niños y las niñas apadrinados, sino también la de sus familias y la comunidad en la que viven.

Aspiramos a un mundo donde las personas se ayuden unas a otras y puedan desarrollar sus capacidades, disfruten plenamente de los derechos humanos que les corresponden y participen a través de cauces democráticos en las decisiones que afectan a sus vidas para ser así los protagonistas de su propio desarrollo.  

Ayuda en Acción trabaja desde 2008 en Bolivia en la reducción de las enfermedades endémicas, concretamente en la enfermedad de Chagas.  Bolivia es el país de Latinoamérica más afectado por esta enfermedad, siendo el Departamento de Chuquisaca, uno de los más endémicos y en el que Ayuda en Acción concentra su intervención. En los últimos años, Ayuda en Acción ha desarrollado, junto a sus socios locales, un modelo de gestión compartida en prevención, investigación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento del Chagas en coordinación y alineamiento con el Programa Nacional de Lucha contra el Chagas y los programas Departamentales de Lucha contra el Chagas. Para ello se ha trabajado desde diversos componentes de intervención; fortalecimiento del sistema de salud mediante el refuerzo de los recursos técnicos y profesionales; implementación de estrategia de prevención y de vigilancia entomológica comunitaria que pretende promover la corresponsabilidad de las comunidades en la lucha contra la enfermedad de Chagas mediante acciones de mejora de las viviendas, formación de voluntarios comunitarios para la vigilancia y prevención; sensibilización y formación de la población en materia de prevención y control de la enfermedad.