España apuesta por la eliminación del Chagas congénito

El Ministerio de Sanidad incluye el cribado en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud para todas aquellas mujeres embarazadas en situación de riesgo.

03 julio 2024

 
 
Este pasado mes de junio, España ha dado un gran paso para lograr controlar la Enfermedad de Chagas con la incorporación del cribado de la enfermedad de Chagas a la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, a través de la modificación del Real Decreto 1030/2006. El plazo para completar la implantación de este cribado prenatal en todas las comunidades de España es de dos años.
 
La enfermedad de Chagas, causada por el parásito Trypanosoma Cruzi, es endémica y un problema de salud pública en 21 países de América Latina, donde habita el vector o triatomino que la transmite. Pero aparte de la vectorial hay otras vías de transmisión, como la vertical, o a través transfusiones de sangre, el trasplante de órganos, o la ingesta de alimentos contaminados.
 
En España no existe el vector como tal pero, en los últimos años, administraciones públicas y entidades privadas han trabajado por poner el foco en la transmisión vertical de la enfermedad, es decir, la que se da de madres a hijos. Algunas comunidades han sido pioneras en la implementación del cribado maternoinfantil, como en el caso de Cataluña. Y además, la región de Murcia, en 2022, se convirtió en la primera del mundo en eliminar el Chagas congénito, tras acumular cuatro años consecutivos sin casos positivos.
 
Estefanía García, subdirectora de Promoción y Prevención de la Salud en el Ministerio de Sanidad de España, lleva algo más de cuatro meses en el cargo, pero ha trabajado en el departamento durante varios años y ha seguido de cerca los trabajos para impulsar la publicación del programa de cribado prenatal de enfermedades infecciosas que entran ahora en la cartera de servicios comunes: VIH, hepatitis C, Zika, y enfermedad de Chagas.
 
En conversación con Coalición Global de Chagas, García considera este programa como un avance “muy importante, al igual que el resto de cribados poblacionales, porque sirve para homogeneizar la cartera de servicios en todo el país. Hay comunidades que tienen distintas prestaciones, pero consideramos que al contar con una evidencia probada de seguridad y coste-efectividad, se debe implementar en todo el país y que toda la población diana pueda acceder a él en condiciones de equidad”.
 
Entre las enfermedades infecciosas que se incorporan al cribado prenatal, Chagas cuenta además con un protocolo, o documento de consenso específico, por tratarse de una de las más desconocidas y desatendidas.
 
La mejora en la obtención y gestión de los datos ha supuesto que las cifras de personas afectadas por la enfermedad de Chagas en España y en el resto del mundo no hayan dejado de crecer en los últimos años. En España, concretamente, algunos estudios estiman una cifra que ronda las 50.000 personas portadoras, de las cuales hacia un 70% no estarían diagnosticadas ni tratadas.
 
El Instituto de Salud Global informó en 2023 las conclusiones de 17 años de cribado en el Hospital Clínic de Barcelona, con un 47% casos positivos entre las personas analizadas, y un 17% presentando alteraciones cardiacas propias de la enfermedad. En este mismo sentido, algunas estimaciones apuntan que para el año 2050 habrá una incidencia de en torno al 50% de trasplantes cardiacos relacionados a complicaciones provocadas por el Chagas.
 
El cribado de Chagas aprobado en España está dirigido a mujeres embarazadas que hayan nacido o estado en zonas endémicas o afectadas de América Latina, pero se recomienda ampliarlo a recién nacidos y familiares. “La población diana se elige con base en un estudio de coste-efectividad que se centró en mujeres embarazadas. La norma de 2021 se aprobó en base a esos datos y el protocolo debe ceñirse a la norma de cartera. Sin embargo, incluimos requisitos, que son los que se deben aplicar por ley, y recomendaciones, en las que ampliamos la mirada para que se evalúen y diagnostiquen tanto mujeres en edad fértil, como recién nacidos y familiares de primer y segundo grado”, agregó García.
 
El Ministerio de Sanidad elaborará un informe técnico anual de evaluación del programa de cribado de acceso público y establecerá protocolos consensuados en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que permitan abordar este programa en todas las comunidades autónomas de manera homogénea.
 
 
 
Foto: Alicia Petresc

Enfermedad de Chagas

Por el control y el acceso universal al tratamiento

Contribuciones de los socios de la Coalición Global de Chagas

PARTNERS INVOLVED :

Subscribe to our newsletter